Oscuro Claro

Cuenca es uno de esos destinos que tradicionalmente se me han resistido pero que, tras visitarla, me deja una sensación como de haberme dejado lo mejor para el final. Y es que toda una vida pasando de largo hasta que de pronto un fin de semana que a mi familia y a mi nos cogió con todo preparado decidimos descubrir los encantos de una ciudad que se revela como un destino interesante de principio a fin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas relacionadas