Esports
Big Ben Londres
Industria en Alemania

Esports, el nuevo invitado a la merienda del entretenimiento.

Reino Unido, un país diferente a la Europa continental

Alemania, el imperio del orden y las normas.

Oscuro Claro
Escucha “Esports, el nuevo invitado a la merienda del entretenimiento.” en Spreaker.

Los Esports llevan tiempo irrumpiendo en el sector del entretenimiento para hacerse con un hueco y una cuota de audiencia que yo calificaría como significativa ya que su posicionamiento en buena parte de las generaciones presentes y, sobre todo, futuras va a transformar el modo en el que asistimos a eventos de carácter deportivo y disfrutamos de un espectáculo capaz de estimular todos nuestros sentidos.

Y es que gracias a la fuerte vinculación de los Esports con los videojuegos y las Nuevas Tecnologías, acceder a una experiencia de usuario única y emular a los nuevos ídolos de esta nueva disciplina de entretenimiento va a resultar mucho más factible gracias a las innumerables opciones que multitud de plataformas nos brindan para disputar encuentros online y ser protagonistas directos de un modelo que va más allá de la mera visualización de contenidos.

La pugna por la audiencia por parte de todos los nuevos protagonistas de la oferta de entretenimiento a nivel global es realmente fuerte pero los Esports se instalarán en una posición de privilegio gracias a la posibilidad de convertirte en espectador y en protagonista de tus videojuegos favoritos. Mientras unos te ofrecen series, películas, documentales e incluso transmisiones deportivas, pero siempre desde un punto de vista de mero espectador, los Esports te permiten disfrutar de una gran cantidad y variedad de contenidos pero además te otorgan acceso a vivir tu propia aventura con el videojuego que más te atrae provocando con ello un doble impacto en la mente de un consumidor que cada vez está más implicado con ser parte activa de su propio ocio y entretenimiento.

En cualquiera de las plataformas de contenidos puedes ver una película bélica y disfrutar de un par de horas de entretenimiento que calificaría como pasivo, pero gracias a los Esports podrás ver torneos y competiciones del videojuego de guerra más popular del momento y para “matar” el gusanillo tendrás además la posibilidad de jugar a ese mismo videojuego, empuñar tu arma y disputar combates online con personas de todo el mundo. Un dos por uno muy atractivo que pone en jaque el modelo de entretenimiento tradicional basado en dispensar contenidos que el usuario consume de forma pasiva.

Pero desgraciadamente, la audiencia no tiene suficiente tiempo para absorber tanta oferta de contenidos ¿Cuántas veces nos hemos sentado delante del televisor y hemos comenzado a pasar series, películas, documentales, transmisiones deportivas, sin saber a ciencia cierta qué es lo que queremos ver? Y a esta gran oferta debemos añadir todos los operadores Over the Top (OTT), que ya hay en el mercado, operadores que repiten parte de esa oferta de contenidos porque tampoco se produce al ritmo voraz con el que opera la demanda de nuevas opciones audiovisuales. Así, es fácil cambiar de plataforma y acceder a una parte del catálogo de las mismas películas, series, etc. que hemos dejado atrás con nuestro anterior operador. Disney+, Netflix, Amazon Prime Video, HBO, Movistar+ y así un sinfín de opciones que necesariamente tienen que compartir contenidos debido, como digo, a que la oferta no puede seguir el ritmo de la demanda.

Ya hablaré de los Esports como oportunidad de negocio ya que no en vano soy el autor del libro “Esports, Good Game“, pero este podcast quiero dedicarlo a analizar este sector desde una perspectiva de entretenimiento y de lo que significa dentro del panorama global ya que en mi opinión rompe con estándares que hasta ahora imperaban y que las nuevas tecnologías permitirán que la experiencia siga multiplicándose a un ritmo realmente endiablado.

El modelo del entretenimiento tradicional tiene que evolucionar para poder adaptarse a las expectativas del nuevo tipo de consumidor audiovisual ya que, como vemos, ampliar la oferta de contenidos y el número de plataformas no representa una solución eficaz para captar y fidelizar a los usuarios de las futuras generaciones. Es necesaria una revolución desde un punto de vista de contenidos ya que los nuevos consumidores quieren ser parte activa de esa oferta de contenidos y un ejemplo de ello lo encontramos en plataformas como Twitch o YouTube, donde además de ver a otros usuarios, puedes abrir tu propio canal y comenzar a transmitir y generar tus propios contenidos. No hay nada más enriquecedor y estimulante a la vez que poder protagonizar tus propias historias y construir un modelo de relación con la comunidad que sin duda puede contribuir a mejorar la interacción de un modo definitivo.

Los Esports, por tanto, presentan un modelo de entretenimiento único hasta la fecha gracias a su fuerte vinculación con el sector de los videojuegos y con el de las Nuevas Tecnologías. Juntos, podrán ofrecer experiencias jamás vistas hasta ahora y juntos además tendrán la llave de las propuestas más innovadoras y excitantes del futuro. A ver quién puede competir con semejante ecosistema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas relacionadas