La mejor idea es la que está por llegar

Acerca de Juan Carlos

Que ¿Quien soy yo? Soy lo que todo el mundo espera que sea porque en ello me va la vida. Adquiero tantas formas y personalidades como personas interactúan conmigo a lo largo del tiempo ya que esa mal llamada identidad no es algo inherente al yo sino que se construye a partir de la percepción de todos, incluida, como no podría ser de otro modo, la mía propia, que si bien es relevante – faltaría más – no es la única que debo considerar si quiero llegar a saber con precisión en qué dirección evolucionar para alcanzar a ser lo mejor – o peor – que pueda llegar a ser.

Dicho esto, debes saber que mi primer blog lo inauguré allá por el año 2006 y desde entonces varias han sido las transformaciones que he llevado a cabo en mi cuaderno de bitácora para llegar al punto en el que me encuentro en estos momentos. Lo que comenzó siendo un ejercicio para aprender dentro del marco profesional en el que opero se ha ido paulatinamente convirtiendo en un modo de plasmar las pocas reflexiones que tengo a bien vislumbrar ya que no tengo ni siquiera ese espacio de tiempo necesario para meditar sobre cómo transcurre mi vida.

No obstante, este ejercicio reflexivo espero llevarlo a cabo, al menos, y aprovechando esos escasos momentos de lucidez, con la dedicación y detenimiento que sin duda merece ya que está en juego ni más ni menos que el balance que soy capaz de trazar acerca de mi vida y en cuyo debe y haber figuran todos aquellos elementos que me hacen mejor, o peor, persona.

Soy emprendedor, o más bien explorador, y de aquel blog de economía, nuevas tecnologías y negocios que solía editar reconozco que no queda absolutamente nada, solo un par de copias de seguridad que guardo en un disco duro. La vida son etapas y tanto en el terreno profesional como en el personal intento abordar cuantas más mejor. Me entusiasma aprender, abordar cosas nuevas, asumir que en función de la capacidad de aprendizaje, esfuerzo y flexibilidad que pueda enarbolar seré capaz de asumir los retos que se presentan con cada una de estas nuevas etapas que deseo cubrir.

No me asusta el cambio y por ese motivo siento que soy propenso al mismo. Intento exprimir al máximo cada etapa – en ocasiones no lo consigo – y una vez extraído el meollo siento la necesidad de abordar algo diferente.

Este espacio, pues, quiero que sea un lugar algo más íntimo -si es que puede considerarse así estando online -. Deseo apartar con cierta virulencia mi lado profesional para dejar paso al terreno estrictamente personal, sin demasiados alardes, eso sí, pero tratando de mostrar aquello que reconozco se aleja más de la imagen que se suele proyectar en el ámbito meramente profesional.

Si a través de estas líneas todavía no te haces ni una vaga idea acerca de quien soy tanto en el terreno personal como profesional siempre podrás recurrir a mi perfil en Linkedin, o incluso seguirme en Twittero Instagram.